15 de octubre de 2008

Uno de los nuestros (Goodfellas)

Uno de los planos-secuencia recomendados por Superfucker en los comentarios de "Sed de mal". Copio sus palabras: "recuerdo uno en el que Ray Liotta y Lorraine Bracco van a una sala de fiestas. Empieza en la calle, y ellos, para saltarse la cola, entran por una puerta de servicio, atraviesan las cocinas y el local entero hasta delante del escenario, donde los camareros les montan una mesa en primera fila. Toda la película es de un virtuosismo de cámara apabullante...".

Ficha de la película.

8 comentarios:

OSKURO dijo...

Da la sensación de que estás con ellos, en plan glamuroso, saltándote colas y lo que haga falta.. ¿eso es cosa del virtuosismo de cámara?..

De la guineueta dijo...

Peliculón sin ningún genero de dudas. La mejor del amigo Martin y el plano secuéncia és una cosa más dentro de la obra maetra.

Lola dijo...

diooooos, totalmente olvidada en algún cajón de mi cerebro!!

imperdonable, gracias por recordarla, me la agencio este fin de semana para re-verla :)

saludos!

Superfucker dijo...

Con virtuosismo de cámara quería decir que Scorsese hace con la cámara lo que le da la gana...y siempre le sale bien. Sus mejores películas son todo un catálogo de recursos expresivos mediante los movimientos de cámara...son una fuente inagotable de material pedagógico para cualquier profesor de técnicas de realización. Y lo mejor de todo es que aunque a veces parezca que la cámara tiene el mal de San Vito siempre funciona, nunca da el cante...por que siempre la mueve al servicio de alguna idea expresiva, nunca parece efectista.
Sin lugar a dudas el tío es un maestro, suerte que cuando era joven se escapó del seminario...menudo artistazo nos habría robado la Iglesia.

Superfucker dijo...

Por cierto...que aliviada se sentiría la Iglesia de que Scorsese abandonara el seminario,después del pollo que armó con "La última tentación de Cristo", ooohohohohh

Cinelandia dijo...

Apabullante, desde luego. Hay tanto que recordar de Goodfellas... creo que mi escena favorita es aquella en la que, si no recuerdo mal, Pesci y Liotta van a enterrar un fiambre y acaban desayunando con la madre de Pesci...

Un saludo

Jordi Revert

Albert {in itinere} dijo...

Lola, me alegro de habértela recordado. Vale la pena el re-visionado.

Superfucker, a juzgar por la película (La última tentación de Cristo) supongo que Martin también quedó aliviado al salir de la iglesia.

Cinelandia, me apunto la escena para un futuro. Gracias.

Goodfellas dijo...

Dan una vuelta estúpida alrededor de la cocina, pero me da igual, es una de mis escenas faboritas de todas las peliculas que he visto.